domingo, 16 de julio de 2017

A la orilla de la sucesión

Let's Walk to the Middle of the Ocean (2015), Mark Bradford. 


Regreso a la isla y descubro su literalidad,
pasos y rocas desgastadas de paciencia.
Descubro en la pequeña cala
los ecos de lo que siempre ha sido,
una mitología de esperas.
¿Y qué espera la impaciencia?
¿Qué espera la tenacidad de
enfrentarse a un mar cristalino?
Un amor que haga retumbar todas sus cuevas,
el sueño que precede a la realidad
aseverativa y estanca.
Mi querida Ítaca sabe por donde embestir
para que mis vísceras se diluyan en
el agua y empiecen a cantar.
Canto I: Cuéntame, musa de la destrucción,
la historia de esa mujer que
renunció a todo para colmarse
de voces que jamás le pertenecerán.
Un niño se me acerca y me muestra una
estrella de mar mientras escribo.
Toda comunicación es breve
y cubre el mundo de una superficie
que identificamos con la imprecisión
y la música.