domingo, 19 de febrero de 2017

Escorrentía

Сonspiracy of pleasure, Sabina Shpriz.

No ha parado de llover entre la migraña y el fuego,
los fotogramas se atropellan y la secuencia se interrumpe
justo a la mitad. Tus manos entonces se dibujan
sobre el vientre, sombras que juegan
a revertir catástrofes naturales,
hojas cayendo interminablemente
ante el temor a una palma vacía.
Dejando de lado las bridas y las formas,
atajando el camino por una anécdota adyacente
al busto, cada cuerpo es un misterio suspendido
sobre un terreno poroso que lo invita a persistir.
Tierra mojada de verbos, mácula cruel del beso
precedente al desgarro, dudas carcomidas a la intemperie.

No ha parado de llover desde que te marchaste,
porque tu ausencia es la excesiva sed del deseo
dilatado en afluentes imposibles.
Prefiero mantenerte intacto en el recuerdo
y sumergirme en él que conocer el acierto
de la remisión.
Siendo tributaria de tu mar indiferente,
participando de los estuarios de tu excentricidad,
acato fiel el castigo y retorno a ciudades nocturnas 
desde el desvelo con un ramaje de precariedad.
Asfalto y rocío en una sola tirada,
fiebre y compasión
por este cuerpo
que se te entrega bajo una luz amarilla y discreta
sin los remilgos de la primera juventud,
sin la apatía de las parejas que conocemos,
con un hervor que acaece en cada vértebra.
La pérdida es el broche del encuentro,
disociación de superficies en la proyección
de tu piel desnuda, en el coloquio elemental
de tu vigor, la cuerda tensada se rompe
y sólo nos queda la escorrentía y su trayecto
en mil renglones de incapacidad
para decirte si no es con
el éxtasis de mi deserción
de la indolencia, elijo el vértice
que germina, el peligro de
ser
la ruina
de tu rebosamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario