sábado, 26 de diciembre de 2015

Las cosas que te decías cuando te creyeron dormida

On being an angel (1977), Francesca Woodman

Hacíamos el amor como los cangrejos, aunque no sé cómo diablos deben hacer el amor pero seguro que debe implicar algún tipo de inversión en el tiempo. Porque en nuestro caso era invertir al Mesías y cuando eyaculabas era como una especie de escupitajo tibio y tierno, como ácido sulfúrico que poco a poco hacía que mi pecho y mi vientre y mi sexo se allanaran y fueran más transitables para tus intempestivas palabras y visitas. El amor era una inversión en el tiempo, como una cicatriz en la frente que da clarividencia y pesar a partes iguales. Quizás con el tiempo el tiempo volvería a restablecerse. El paso volvería a invertirse y caminaríamos hacia el sentido correcto de las cosas, aunque nadie sepa cuál sea.  Por eso mismo subsanar la inversión conllevaría las mismas consecuencias, e incluso las agravaría. El caso es que la trayectoria era circular y por eso mismo había que abortar el círculo y arrancarlo con tenazas si hacía falta. La forma más fácil fue la que tú elegiste, ésa siempre fue tu manera de hacer y deshacer las cosas. Así, tú optaste por la indiferencia, la indolencia que con los años probablemente se convertiría en una cirrosis ya que  esto no va como un plan de pensiones y en vez de un colchón resulta que estás cavando tu propia tumba. Yo siempre elegía la muerte antes que la clase de muerte que tú siempre elegías y tras la aniquilación final no renací sino que me mantuve desde la renuncia a toda perspectiva. Ya apenas recuerdo mi propia nostalgia, o la recuerdo de forma diferente. Estamos socavando el tiempo para que se pegue un testarazo y cada mirada siembre su propia historia de infinitos exilios. Cada cual con sus venganzas y cordialidades. El terreno sigue húmedo a pesar de tanta sequía y el silencio nutre cada palabra como la sombra de un amor muerto ilumina lo desconocido. 

1 comentario:

  1. El sentido correcto de las cosas. O el ángulo improbable de la urgencia.

    ResponderEliminar