domingo, 15 de junio de 2014

La plenitud de la incertesa: dos poemes de Joan Margarit

o quan perdre's és un bon senyal. Avui  que refresca l'hivern de Margarit és tan pertinent com el de Piazzolla.





ES PERD EL SENYAL

No tinguis pietat del que has estat,
perquè la pietat és massa breu:
no dóna temps a construir-hi res.
De nit, en un petit aeroport,
veus com un avió s'està enlairant.
Va perdent-se el senyal.
Sents el convenciment que estàs vivint
uns anys sense esperances que ja són
els més feliços de la teva vida.
Hi ha una altra poesia, hi serà sempre,
com hi ha una altra músca.
La de Beethoven sord. Quan es perd el senyal.


SE PIERDE LA SEÑAL

Nunca sientas piedad por lo que has sido,
pues la piedad es demasiado efímera:
no da tiempo a construir nada sobre ella.
De noche, en un pequeño aeropuerto,
ves un avión que está elevándose.
Se va perdiendo la señal.
Y tú estás convencido de vivir
unos años que, aun sin esperanzas,
son ya los más felices de tu vida.
Hay otra poesía, la habrá siempre,
como hay otra música. La de Beethoven sordo.
Cuando se pierde la señal.


CELEBRACIÓ

Una nit vas sortir, jo em vaig quedar amb els nens.
Es va posar a nevar i vas tornar tard.
Quan fa tants anys que vivim sols,
m'he alçat de matinada: neva
igual que aquella nit.
Sense avistar-te, m'he vestit, me'n vaig,
arranco el cotxe, poso música
i sona a tot volum Bach al piano
mentre l'eixuga-parabrisa escombra
els flocs de neu i entro a l'autopista.
Gairabé no hi ha trànsit. Canto a crits
aquesta música impossible de cantar.
Un vell que condueix enmig de la nevada
perseguint en al nit el seu amor.


CELEBRACIÓN

Saliste una noche y me quedé con los niños.
Empezó a nevar y regresaste tarde.
Hoy que hace años que vivimos solos,
de madrugado me levanto y nieva,
igual que aquella noche.
Sin avisarte, me he vestido y salgo,
arranco el coche, pongo música,
suena a todo volumen Bach al piano
mientras el limpia-parabrisas barre
copos de nieve. Entro en la autopista.
Hay poco tráfico y voy cantando
a gritos esta música imposible de cantar.
Un viejo que conduce en la nevada
persiguiendo a su amor a través de la noche. 


(Es perd el senyal, 2012)

1 comentario:

  1. La música es tan necesaria para no perder el (presunto) sentido. Remarco lo de presunto, intento estar a la altura del momento que nos ha tocado vivir.

    ResponderEliminar